Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

¿Le has puesto atención a tus elecciones alimenticias?

Existen muchas razones por las que las personas deciden evitar el consumo de ciertos alimentos. Para algunas personas, una sensibilidad alimenticia puede requerir la eliminación de cierto grupo de alimentos. Para otras personas, una dieta vegetariana que elimina la carne o ciertos productos de origen animal puede ser su elección personal. También algunos padecimientos, como por ejemplo un nivel alto de colesterol o padecer diabetes, pueden requerir la disminución del consumo de ciertos alimentos.
Para más información de las diferentes dietas consulta a tu médico.

Excluir ciertos grupos de alimentos podría significar la pérdida de nutrientes clave

Las opiniones pueden diferir sobre cuáles elecciones de alimentación son correctas para cada persona en particular. Pero sabemos que una cosa es segura, y es que cuando se eliminan ciertos alimentos puntuales o ciertos grupos de alimentos, tenemos el riesgo de no estar obteniendo todos los nutrientes necesarios en las cantidades recomendadas.

Por ejemplo, las proteínas de origen animal, son la única fuente de vitamina B12. Su deficiencia puede contribuir a sentir fatiga constante o incluso podría llevar a la anemia. Las lentejas, frijoles y los granos tales como el trigo pueden contener carbohidratos, pero también tienen un alto contenido de Ácido Fólico, el cual es crítico para el desarrollo de nuevas células sanas. Y gramo por gramo, los lácteos siguen siendo una de las fuentes más ricas de calcio, la cual a menudo está fortificada con vitamina D, un nutriente necesario para su absorción. El calcio es esencial para el funcionamiento adecuado de las células de tu cuerpo, y para disminuir el riesgo de padecimientos como la osteoporosis. Incluso la eliminación excesiva de grasas podría comprometer la absorción de vitaminas y minerales clave de los alimentos que consumes.

Cada grupo de alimentos aporta algo esencial a la dieta que proporciona no únicamente calorías, sino también vitaminas y minerales necesarios para convertir los alimentos en la energía que tu cuerpo necesita. En ausencia de estos alimentos, nuestro cuerpo está en riesgo de no obtener los nutrientes que necesita.

Elige los mejores hábitos alimenticios de acuerdo a tus necesidades

Existen pequeños pasos que tú puedes dar para sacar el máximo provecho de tus elecciones de alimentos:

  • Elige alimentos que aporten un valor nutricional por cada caloría consumida—si tú estás comiendo un refrigerio de 100 calorías, una manzana es una excelente opción nutricional
  • Consulta a tu profesional de la salud para comprender la importancia de adoptar cierta dieta o de eliminar un alimento o ciertos alimentos de la misma.
  • Complementa tu alimentación con un multivitamínico todos los días. Un multivitamínico al día puede ayudarte a proporcionar la variedad de vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita diariamente.